miércoles, 23 de abril de 2014

coincidencias?

vivir solo a los 21 años era una aventura, entre el tiempo que viví en la calle y el que compartí vivienda casi no tuve tiempo de darme cuenta que solo que estaba, todo era pensar que iba a comer hoy y de donde iba a conseguir dinero mañana, la respuesta era siempre la misma, hoy no vas a comer nada, y mañana vas a limpiar vidrios por Rivadavia todo el día, y a lo mejor a la tarde ves que comer.
vivir solo a los 45 años es totalmente diferente, entre las visitas a mis hijos, el laburo, la limpieza y las compras, no tengo tiempo ni de pensar que voy a comer, pero esta vez cuando tengo hambre voy al super y listo, en todo lo demás, el hecho de saber que estás haciendo lo que elegiste me hace sentir igual que a los 21, estoy donde quiero estar, pase lo que pase

3 comentarios:

Cookie dijo...

Pero entonces es genial!

No importa qué, cómo, con quién.
Importa que siempre estés donde querés.

;)

zappa dijo...

ya te extrañaba mirá, suerte que viniste, me alegra mucho!

tal como decís, es genial, estoy donde quiero, y la paso de primera, mis hijos vienen a dormir onda campamento, jajaj

te mando un abrazo, como estan tus cosas?

Salomé dijo...

Qué envidia