miércoles, 23 de febrero de 2011

cuando prefiero sentirme asi....

van tres en cuatro años, no esta tan mal


La balada del boludo


Por mirar el otoño perdía el tren del verano.
Usaba el corazón en la corbata.
Se subía a una nube, cuando todos bajaban.
Su madre le decía:
No mires las estrellas para abajo,
no mires la lluvia desde arriba.
No camines las calles con la cara,
no ensucies la camisa;
no lleves tu corazón bajo la lluvia, que se moja.
No des la espalda al llanto,
no vayas vestido de ventana,
no compres ningún tílburi en desuso.
Mirá tu primo el recto que duerme por las noches.
Mirá tu primo el justo que almuerza y se sonríe.
Mirá tu primo el probo puso un banco en el cielo.
Tu cuñado el astuto que ahora alquila la lluvia.
Tu otro primo el sagaz que es gerente en la luna.
—Tienes razón, mamá —
dijo el boludo y se bebió una rosa.
—No seré más boludo—
y se bajó del viento.
—Seré astuto y zahorí—
y dio vuelta una estrella para abajo
y se metió en el subte
y quedaron las gaviotas.
Entonces vinieron los parientes ricos y le dijeron:
—Eres pobre, pero ningún boludo.
Y el boludo fue ningún boludo
y quemaba en las plazas las hojas que molestan en otoño.
Y llegó fin de mes.
Cobró su primer sueldo y se compró cinco minutos de boludo.
Entonces vinieron las fuerzas vivas y le dijeron:
—Has vuelto a ser boludo, boludo.
—Seguirás siendo el mismo boludo de siempre.
—Debes dejar de ser boludo, boludo.
Y medio boludo, con esos cinco minutos de boludo,
dudaba entre ser ningún boludo o seguir siendo boludo para siempre.
Dudaba como un boludo.
Y subió las escaleras para abajo,
hizo un hoyo en la tierra y miraba las estrellas.
La gente le pisaba la cabeza, le gritaba boludo.
Y él seguía mirando a través de los zapatos como un boludo.
Entonces vino un alegre y le dijo:—Boludo alegre.
Vino un pobre y le dijo:—Pobre boludo.
Vino un triste y le dijo:—Triste boludo.
Vino un pastor protestante y le dijo:—Reverendo boludo.
Vino un cura católico y le dijo:—Sacrosanto boludo.
Vino un rabino judío y le dijo:—Judío boludo.
Vino su madre y le dijo:—Hijo, no seas boludo.
Vino una mujer de ojos azules y le dijo:—Te quiero.

Isidoro Blaisten

miércoles, 16 de febrero de 2011

lunes, 14 de febrero de 2011

altagraciamecopa

Estuve unos dias en mi ciudad, de la que cada dia me cuesta mas volver, la pase bien y mal casi por igual, y no hice nada de lo que tenia planeado.

El Hostal Hispania buenisimo como siempre, aunque yo preferia el tapeo y no el patio de comidas, y no hacen mas el sandwich vegetal que era mi favorito, igual es la mejor atención que conozco y el precio no se puede comparar.

Mi madre me invitó a Morena, visita infaltable para mi, como siempre me encontré a mi amigo Egüi en la puerta y entre abrazos me recomendó su mejor plato, por supuesto estaba buenisimo.

La campaña electoral está en pleno apogeo porque se vota en abril, y me moria de risa viendo los nombres de los candidatos, todos amigos de la infancia, me encontre a Roberto Brunengo, y le dije que si el arroyo no empieza a traer un poco mas de agua mi vieja le iba a tirar piedras desde el fondo de casa (que loco vamos a tener al intendente pared de por medio) tambien le agradecí como siempre, haber sido el promotor del nombre de la calle.

La fiesta de las colectividades fuera del centro me pareció muy bien, era un quilombo bárbaro hacerlo en el Tajamar, y terminaban rompiendo bastante las calles, ahora esta todo dentro de un mismo predio y mucho mas ordenado, por supuesto no entré, como simpre, solo fui hasta la feria al puesto de mi hermano y me quedé ahi con el.

Tambien habia estado en la feria en la plaza, donde ademas de mi hermano me encuentro a los mellizos Zarate y varios locos mas amigos de la adolescencia, y me lleve la peor de las sorpresas, el cubo multimedia con luces, es horrible, no entiendo, el cartel municipal dice claramente "unificacion y puesta en valor del patrimonio historico" y de frente a la iglesia del siglo XVII le plantaron un cubo con luces de neon que cambian de color, en cualquier momento lo ponen en modo hipnosis como al faro de claromecopa, horrible.

Bonfigli!!!! la ciudad está horrible y sucia, el arroyo es una vergüenza, hay dos millones de canteras de las mas diversas piedras y vos haces traer porfidos de la patagonia???? anda a abrir las compuertas del potrerillo y dejate de joder.

asi como me cuesta irme, tambien me cuesta volver, igual siempre será mi lugar en el mundo