miércoles, 21 de abril de 2010

Estimado San Pedro
















creo que el otro dia mientras jugabas a las bochas, se te escaparon unas cuantas, por caso las que te muestro en las fotos, que me rompieron 17 tejas y le dejaron 23 hermosos magullones a mi querido fiat palio, que lo tenia vendido, por eso de paso te agradezco mucho que no le hayas embocado ninguna en los vidrios, asi el arreglo no me sale mas caro que el auto, las que no quedaron muy agradecidas fueron mis plantas, pero con suerte se recuperen, lo que si te pido, encarecidamente, es que de ahora en mas, cuando estes aburrido, te dediques a jugar a las bolitas
sin mas que comunicarte, te envio mis cordiales saludos


miércoles, 7 de abril de 2010

nada me detiene

no se trata de que puedo con todo, no significa que nadie me doblegue, no soy un vencedor de ninguna forma, es mi naturaleza, se trata de no abandonar, de no parar, de cambiar cuando uno no puede, pero seguir adelante, de no bajar los brazos, el movimiento o no, esta determinado por el propio empuje, que no siempre es voluntad, y tampoco inercia, nada me detiene significa que todo esta dentro mio, o dentro tuyo, que si te quedas parado el mundo te deja atras, que si no intentas no avanzas, que nadie te va a venir a buscar para nada, que dar los pasos de a uno o de a cinco es lo mismo, cada uno sabe que le conviene, que puede y cuanto le sirve, pero dar los pasos de a uno es seguir, la velocidad es de cada uno, y a veces lento es seguro, sea como sea, uno muchas veces no esta a la altura de las circunstancias, porque las cosas se dan a destiempo, porque los tiempos de uno no son los del otro, y aparecen las distancias, que te juntan o te separan, la vida no es muy distinta de una carrera, y hay que mantenerse en ella mas alla de quien llegue primero, o de quien llegue junto a vos, me gustaria haber estado mas rapido en algunas oportunidades, mas lento en otras, mas seguro en todas, quisiera no haber temido de ciertas cosas, quisiera no haber confiado en cierta gente, la osadia me frenó mil intentos, la cobardia me cerceno cientos otros, mis errores condimentaron todo el resto, pero aun asi he crecido, he avanzado, he caminado, me he superado, por poco, pero lo hice y quizas mis pequeños avances fueron una decepción para las expectativas depositadas en mi, y tal vez eso me dolió mas a mi, pero quien mide el ritmo al que hay que avanzar?, quien determina si la liebre y la tortuga estan cada una en lo cierto, si lo unico cierto es que todos tenemos un mismo final anunciado y en definitiva solo se trata de como uno transcurrió el tiempo que le tocó, yo, a mi manera y con mis errores en mis hombros, se que mi interior no me permite parar, y salvando el dolor que pude causar, se que hice mas o menos lo que pude y sabiendo que terminaré en la misma olla que la liebre y la tortuga, vivo, mientras, a mi, nada me detiene