miércoles, 25 de febrero de 2009

un post repetido pero necesario

La balada del boludo


Por mirar el otoño perdía el tren del verano.
Usaba el corazón en la corbata.
Se subía a una nube, cuando todos bajaban.
Su madre le decía:
No mires las estrellas para abajo,
no mires la lluvia desde arriba.
No camines las calles con la cara,
no ensucies la camisa;
no lleves tu corazón bajo la lluvia, que se moja.
No des la espalda al llanto,
no vayas vestido de ventana,
no compres ningún tílburi en desuso.
Mirá tu primo el recto que duerme por las noches.
Mirá tu primo el justo que almuerza y se sonríe.
Mirá tu primo el probo puso un banco en el cielo.
Tu cuñado el astuto que ahora alquila la lluvia.
Tu otro primo el sagaz que es gerente en la luna.
—Tienes razón, mamá —
dijo el boludo y se bebió una rosa.
—No seré más boludo—
y se bajó del viento.
—Seré astuto y zahorí—
y dio vuelta una estrella para abajo
y se metió en el subte
y quedaron las gaviotas.
Entonces vinieron los parientes ricos y le dijeron:
—Eres pobre, pero ningún boludo.
Y el boludo fue ningún boludo
y quemaba en las plazas las hojas que molestan en otoño.
Y llegó fin de mes.
Cobró su primer sueldo y se compró cinco minutos de boludo.
Entonces vinieron las fuerzas vivas y le dijeron:
—Has vuelto a ser boludo, boludo.
—Seguirás siendo el mismo boludo de siempre.
—Debes dejar de ser boludo, boludo.
Y medio boludo, con esos cinco minutos de boludo,
dudaba entre ser ningún boludo o seguir siendo boludo para siempre.
Dudaba como un boludo.
Y subió las escaleras para abajo,
hizo un hoyo en la tierra y miraba las estrellas.
La gente le pisaba la cabeza, le gritaba boludo.
Y él seguía mirando a través de los zapatos como un boludo.
Entonces vino un alegre y le dijo:—Boludo alegre.
Vino un pobre y le dijo:—Pobre boludo.
Vino un triste y le dijo:—Triste boludo.
Vino un pastor protestante y le dijo:—Reverendo boludo.
Vino un cura católico y le dijo:—Sacrosanto boludo.
Vino un rabino judío y le dijo:—Judío boludo.
Vino su madre y le dijo:—Hijo, no seas boludo.
Vino una mujer de ojos azules y le dijo:—Te quiero.

Isidoro Blaisten

6 comentarios:

Lucrecia dijo...

Leí el post anterior a este y me cagué de risa, jajaja.

Y en cuanto al de hoy, es muy bueno Frank!! Me gustó mucho lo que posteaste. Besote.

Anónimo dijo...

Yo no tengo ojos azules pero te quiero, como te quieren muchos de los que te conocen. Y creo con firmeza que de vos se puede decir muchas cosas pero nunca que sos un boludo.
Infinitos besos y un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Uhh, me olvide de aclarar, soy yo.
Genial y hermosa la balada.
Che no sé por qué di por hecho que lo tomaste como autorreferencial… bueno igualmente valen mis aclaraciones.
Besos

Blonda dijo...

¿Sabes que me encantó?
Senti como un dejo de esperanza, de que hasta el mas boludo puede tener su estrella de la suerte...

Divino el post, besotes

GABU dijo...

Jjaajajajaajajjajaja

Justo cuando se me empezaban a llenas los ojillos de làgrimas me diste un giro en la balada y entre mocos me caguè de risa!!! ;)

P.D.:Lo de sentirse un "boludo",a veces es medio recurrente,no?? :S


Igual,vos de boludo,ni la sombra!!
'Jajoder!!

BECHUSSSSS

frank zappa dijo...

lucrecia, soy asi, medio personaje y hago esas cosas, ja ja, y este, me gusta mucho, ya lo habia posteado hace un tiempo y sabia que algun dia lo iba a volver a poner, te mando un beso

yo, gracias por tus palabras, es un poco autorreferencial, y por ahi la palabra boludo es tan amplia que un poco todos lo somos, o muchas veces asi nos sentimos, un abrazo y gracias por volver por aqui

blonda, me alegro mucho, a mi me encanta tambien, me la leyeron una ves cuando tenia 14 años y me gustó tanto que nunca me olvide de ella, y si, hasta los mas boludos la tenemos, hay que encontrarla, o esperarla, pero existe, un abrazo enorme

gabu, es posible que sea recurrente, hay mil cosas por las que muchas veces uno se siente asi, pero generalmente, cuando te das cuenta que tratas de hacer todo en tu vida de manera de no joder a los demas, y te das cuenta que a muy poca gente le importa ser asi, y que a muy poca gente le importa que uno sea asi, pero yo prefiero sentirme un boludo antes que creerme un vivo como los que estamos acostunbrados a ver en este pais, donde los boludos somos los perdedores y los vivos la tienen taaaaan clara, que se queden su viveza, yo me compro mis cinco minutos de boludo y miro las estrellas, te mando un abrazo