viernes, 4 de abril de 2008

ultima pelea

de chico siempre me trataron de animalito, siempre me dijeron que era un salvaje, de hecho, haciamos guerras a piedrazos contra los chicos del otro barrio, arroyo de por medio, y a mi me mandaban siempre adelante, porque yo los piedrazos que venian los atajaba, todos andaban con la remera estirada de recolectar piedras, y yo devolvia las que agarraba en vuelo, no es que era comun que me agarre a trompadas, nunca me gustó, pero tampoco lo podia evitar en ciertos casos, siempre me peleaba para defenderme a mi o a alguno de mis amigos, no iba yo a buscarle pelea a los demas, y asi tambien fui de grande, tampoco es que es muy dificil que yo me enloquezca, pero para que yo pegue, tiene que pasar algo, y eso es lo que les quiero contar en este post, la que fue la ultima vez que me agarre con alguien.


era la ultima semana de clases del 2007, en diciembre , yo volvia de mi trabajo y como todos los dias, baje del tren en la estacion de Martínez, camine por alvear en direccion a la avenida santa fe y cuando iba por la puerta del citibank, se junto mucha gente en la vereda, habia un señor mayor, con una nena que llevaba dos perros cada uno con su cadena, yo me detuve, atras de unas viejitas que iban del brazo en la misma direccion que yo, deje que la gente pase, paso la nena con los perros, paso el señor, y cuando iba a continuar caminando para adelantarme a las viejitas, vi justo antes de que me golpee, a un grandote que venia medio embalado en direccion contraria, me pegó con el hombro en el pecho, y me dejo haciendo trompitos en la vereda, en ese momento yo me di vuelta y el grandote seguia caminando y a mi se me vino a la mente un torrente de insultos que reprimi, pero lo que no pude evitar fue decirle que tenga cuidado y mire por donde caminaba, el tipo se vuelve y me empieza a gritar lo siguiente

el- no te das cuenta que venis de contramano, y que no conoces las normas de convivencia...

yo-que contramano flaco, estamos en la vereda, que es doble mano, y yo estaba esperando que pase la gente

el-vos venis caminando por la izquierda y tenes que venir por la derecha, y ademas, vos me golpeaste y no me pediste perdon...

ahi ya empezo a atacarme la ira que se que no contengo, seguimos discutiendo

yo-vos me golpeaste a mi, si venias agachado, por eso me diste en el pecho con el hombro, y parece que reglas de convivencia vos tampoco conoces

yo mido 1,77, y cuando el tipo estaba erguido yo le llegaba con la frente al hombro, si yo lo hubiera chocado a el, me hubiera reventado la nariz contra su hombro, nunca podria haberle pegado con el pecho tan arriba como el decia, pero pasó que el muchacho, no conforme con esto, se puso cara a cara conmigo, arrimando su frente a la mia, y me empezó a empujar con la frente mientras me insultaba, yo le contestaba mientras caminaba para atras y trataba que me escuche, ya era al pedo, siguio empujandome, yo retrocedi unos 10 pasos hasta que senti el calor de la sangre en la cabeza

yo-no me empujes mas, que te crees que porque sos grandote te tengo miedo?

ahi uno pierde la chaveta, y luego se arrepiente, pero los demas tambien tienen otro respeto, le tire dos trompadas, no le pegue ninguna de las dos, pero ya no se volvio a poner cara a cara conmigo, ahora parecia una jirafa, bien estiradito y tirando la cabeza para atras, y yo, enloquecido, vino un policia y nos dijo que nos quedemos piolas, y adelante del policia le tire otra trompada, tampoco se la pegue, si era altisimo para mi, no me alcanzaban los brazos, el me insultaba y ahora era él quien caminaba para atras, ya sabia que no se podia hacer mas el malo porque no le daba resultado, yo de la bronca que tenia le pegue un patadon a su bolso y se lo mande abajo de un auto, me di vuelta y me fui, me odiaba a mi mismo por no saber controlarme, pero estaba seguro que el no tenia nada de razon, y lo sigo estando, llegue a mi casa y todo termino ahi.



a la semana siguiente nos traen una invitacion para un cumpleaños de una compañerita de sala de cuatro de mi hijo, ya las clases habian terminado, el sabado era el cumple, lleve a mi hijo al salon, entramos, saludamos a la cumpleañera, me pidieron el celu por las dudas tuvieran que llamarme, y cuando me voy lo veo al grandote parado al lado mio, saludando a otros papás que dejaban sus hijos en el cumple, me hice el boludo y me me arrime a la puerta para irme mientras lo miraba, queria saber que hacia ahi, imaginate



era el papá de la compañerita de mi hijo, el debe ser menos fisonomista que yo, cuando terminó el cumple y pasamos a buscar al indiecito, no me baje del auto, no por miedo a cruzarmelo de nuevo, sino porque me senti un animal y un idiota, ya me habia arrepentido de la pelea, pero ahora ademas estaba muerto de vergüenza, espero que haya sido la ultima

3 comentarios:

Mariposa dijo...

hola! te leì pero no pude contestar en su momento....Frank, los impulsos no son buenos consejeros, necesitaràs seguro meterte en tu màs profundo interior, hay sentimientos que nos destruyen, ira, soberbia, bronca, etc., no digo que sean exactamente los tuyos, pero a veces hieren a quienes nos rodean, y busquemos lo que busquemos, la respuesta esta siempre en nosotros....pensar dos veces es bueno, jo, no es un reto, si no hablo a còmo lo veo desde afuera, y pese a que soy impulsiva, no serè buena consejera, pero te expreso del alma lo que siento....
besos y hermosa semana!

frank zappa dijo...

son momentos, a veces los puedo dominar y otras no, por lo general me muerdo la lengua y me quedo piola, pero cuando me sacan pierdo el control, no es muy seguido pero me preocupa

gracias por la visita, buena semana, aunque yo ya arranque mal

Mariposa dijo...

Frank, hay un lazo en mi blog de "al son de unos tacones" dejaron escrita una moraleja muy muy buena....
ànimos Frank!!!! te deseo que hoy sea mejor que ayer!!!
besos